Conociendo a Arlen Regueiro Mas


Arlen Regueiro Mas nació en Ciego de Ávila, Cuba en 1972. Actualmente se divide su residencia entre Las Palmas de Gran Canaria y su ciudad natal. Se define a sí mismo como poeta por naturaleza. Es español por parte de sus abuelos, originarios de Cataluña y Galicia. Le apasiona la lectura y por supuesto escribir poesía, su razón de existir. Es autor de cuatro libros: Tan frágil como el vidrio, Ciudad de los Portales, El hambre de la patria y Pronósticos de Mirlo.

¿Qué significa para ti la palabra literatura?

Todo. La Vida. El País. El lugar dónde siempre quisiera estar. Leer es como vivir siempre, y es tan cómodo que enseña, divierte, acomoda tu propia inteligencia a maneras de sentir. Mientras vives en ella puedes releerla y reescribirla, acomodarte a su paso. Debo mi conocimiento de la vida y el mundo a los libros que he leído, a los mundos y vidas que habitan sus páginas.

¿Qué te impulsó a escribir poesía?

Más que un impulso yo diría que fue una compulsión, algo que no sabes que está dentro de ti y sale en el momento más inesperado. Sobre este tema indago en mi nuevo libro TEOREMA DEL VÉRTIGO pues veo a la poesía como algo intrínseco a mi existencia... ya dije que la literatura era mi país, entonces así pudiera explicarse que la poesía sea mi Patria, y como tal procuro incorporarla al viaje cotidiano por el tiempo, en tanto actitud de la vida ante el destino que hemos tenido en suerte.

Por eso insisto tanto en acercarme al hecho poético como algo consustancial con la realidad, muy lejos del concepto común que pretende afiliar su entendimiento y ejercicio a poses elitistas. En Teorema… hablo de que “El poema es un instante que asoma a ese lugar recóndito de nuestra vida donde somos, en su imagen y desconcierto, el cuerpo del poema, su existencia.”

¿Has pensado en escribir otro tipo de género?

Si, y lo hago, por cierto, tengo una obra teatral Tan frágil como el vidrio (con dos ediciones, la última en Amazon); varios cuentos en antologías, y dos novelas en revisión: una para jóvenes y la otra erótica.

¿Alguna vez ganaste algún premio literario?

No soy muy de concursar, de poner mi obra en una carrera a ver cuál llega primero, cosa cuyos resultados siempre será bastante subjetivos, no es algo que me ilusione particularmente; aunque he ganado varios premios. Por ejemplo en 2004 obtuve una Mención Especial en el VI Premio Internacional de Poesía Nicolás Guillén del estado de Quintana Roo en México; y en 2015 con mi libro de poemas El hambre de la patria (1972:unplugged) gané el Premio Internacional de Poesía “Juan Alcaide”, el libro fue publicado por la Editorial Verbum aquí en España.

¿Qué diferencias encuentras a nivel literario entre España y Cuba?

Pocas y muchas. En esencia la literatura cubana esta signada por cierta insularidad política, que contribuye a fijar su condición geográfica de locus aislado, cuasi secreto a veces, como su realidad; aunque cuenta con altos exponentes en todas las generaciones vivas y muertas. Por otra parte, la atención económica que pone el estado sobre la industria editorial es muy favorable, a pesar de las limitaciones ideológicas que esto pudiese implicar en muchos casos.

Aquí, en España, existe una industria y un mercado de mayor amplitud, dominado por cuatro o cinco conglomerados empresariales cuya máxima es la rentabilidad económica, frente a pequeños sellos editoriales que intentan subsistir económicamente aparentando centrar sus intereses en la “rentabilidad literaria”, pues no debemos olvidar nunca que una editorial es un negocio, y mal que bien una parte lo logra y otras no. Hay una tercera opción que en los últimos cinco o seis años se ha disparado (no solo en España sino también en la literatura mundial), provocando pavor, y menosprecio añadido, en la industria editorial, que consiste en la figura de los autores autopublicados o indies, promovidos gracias a plataformas digitales, que vienen demostrando la soslayable función de la editorial como mecanismo intermediario entre el autor y el lector.

En base a tu propia experiencia, ¿consideras que es más fácil vender tus libros en España o en Cuba?

Son dos espacios literarios distintos, sus mercados tienen intereses opuestos, y en ambos casos complicados y extremos para que un autor consiga la promoción y visibilidad de su obra, siempre que no dependa de su constante esfuerzo, al final en uno u otro caso la dinámica de los intereses editoriales conspira en contra de la eficacia del hecho literario, siendo siempre el escritor quien tiene que asumir el protagonismo de su trabajo en todo momento hasta conseguir por su propio esfuerzo llegar al lector.

¿Qué opinas de la promoción a través de la red? ¿Consideras que realmente es efectiva?

Me parece interesante y oportuna en tanto es el propio autor quien mantiene el control de su obra y es responsable de sus propios resultados creando sinergia y complicidad entre lectores, colegas, influencers, y otros factores o proyectos auspiciadores (como el vuestro), que buscan tener visibilidad y protagonismo en las redes.

Yo por ahora creo en la publicidad en las redes, a muchos les ha funcionado, les funciona. No son pocas las macro-entidades financieras que cada día buscan mayor espacio en internet y puede lograrse mucho cuando tienes poco, incluso las grandes editoriales exigen a sus autores tener cuentas y perfiles en las plataformas más usadas.

¿Qué le recomendarías a un nuevo escritor de poesía?

Leer. Leer. Leer. Leer siempre poesía. Leer a los que vinieron antes. Leer a los que llegaron después. Leer a los que consiguen estar ahora. Y aprehender de lo leído. Incorporarlo a su propia existencia. Ser honesto con el instante que estás viviendo. Vivir la poesía con absoluta sinceridad y escribirla desde ese momento en que piensas que vas a morir si no lo haces. Ser uno mismo. Y ser libre…

¿Cuál es tu escritor favorito? ¿Y tu libro?

Oh! ¡Han sido tantos! Y por tanto tiempo. Hay varios poetas cuya lectura fue un deslumbramiento total en el momento que los leí por primera vez, y a los que suelo volver cuando me siento perdido… es como una forma de saber quién soy o quién quiero ser… si pudiera resumir en uno solo su nombre sería como el cuervo que no ve más allá de su plumaje y no conoce otra palabra que repite en su cínica inocencia…

Trataré de resumir en estos nombres esa sensación de vacío que llena las estancias de mi alma cuando me siento perdido: Whitman, Rimbaud, Vallejo, Dickinson, Pesoa, Kavafis, Cernuda, Pizarnik, Gil de Biedma. Aunque el poeta nunca deja de buscarse y siempre está hurgando entre los versos de quien todavía le parece un desconocido…

En cuanto al libro… casi siempre es favorito el que estoy leyendo… o releyendo… como ahora que he decidido volver a todos los rincones de Salinger a ver si de algún modo consigo mantenerme despierto…

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto?

Entre las manos de un escritor siempre hay algo nuevo… incluso cuando se aproxima el último momento… nunca dejamos de acumular sensaciones esperando el instante en que podamos traducirlas a una historia o un verso, o ambas cosas…

Ahora mismo acabo de colocar en Amazon un libro de poesía totalmente inédito, Teorema del Vértigo y otros poemas de amor, que no es precisamente el tipo de libro de poesía al que estamos acostumbrados pues participa de cierto desafío al lector en cuanto a las formas, alternando diferentes estructuras escriturales que resumen el hilo conductor múltiples historias afectivas, donde el amor y la poesía van de la mano para abrir una puerta, tender un camino entre los lectores y el instante absoluto en que se revindica la esencia del existir.

Son poemas románticos que buscan definir nuestra experiencia, compartirla, incorporarla a múltiples lecturas dónde intentamos buscar respuestas al miedo, y el vacío, que nos produce la soledad moderna. También reivindicar una poesía existencialmente sostenible, dónde el lector es cómplice y participe de su creación y nacimiento.

Por nuestra parte damos por concluida la entrevista, pero te invitamos a añadir lo que desees.

Nada, que agradezco, y celebro mucho, iniciativas como la de Uds. en las que participo desde mi humilde rincón en las redes. Lamentablemente en estos medios la poesía, los libros de poesía no cuentan con la atención que merecen, y el hecho poético se difumina ente tanta promoción a novelas y libros de otras categorías. Necesitamos más poesía, más lectores de poesía, y no estamos haciendo lo suficiente para conseguirlos.

Por eso valoro tanto el esfuerzo que hacéis… Por eso invito a todos a leer poesía, a compartirla y comentarla, pues solo así llegamos a vivir con mayor intensidad en el intrincado laberinto de nuestra supervivencia… Solo en la poesía llegamos a existir en verdad…

Featured Review
Tag Cloud